Detente

El “Detente” es una imagen del Sagrado Corazón de Jesús, tal como se le reveló a Santa Margarita María de Alacoque, con la leyenda escrita: “Detente, el Corazón de Jesús está conmigo”; que tiene la función de proteger a quien lo lleve.

Acudir al Corazón de Jesús ante una situación crítica es entrar en un refugio sagrado, estar bajo su divina protección. Y, en particular, el “Detente” actúa como un escudo contra toda clase de peligros y tentaciones del demonio.

Pero no es un amuleto mágico, sino un sacramental. Por eso, necesita, para ser eficaz, que avivemos nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra caridad en Jesucristo, Nuestro Señor.