Letanías y Oraciones

Letanías al Sagrado Corazón de Jesús

Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos
Padre Eterno, Dios de los cielos, ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santa Trinidad, un solo Dios,
Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre,
Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de la Virgen Madre,
Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios,
Corazón de Jesús, de majestad infinita,
Corazón de Jesús, templo santo de Dios,
Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo,
Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo,
Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor,
Corazón de Jesús, hoguera ardiente de caridad,
Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor,
Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes,
Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza,
Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones,
Corazón de Jesús, en quien están todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia,
Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de la divinidad,
Corazón de Jesús, en quien el Padre halló sus complacencias,
Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido,
Corazón de Jesús, deseo de los eternos collados,
Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia,
Corazón de Jesús, rico para todos lo que te invocan,
Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad,
Corazón de Jesús, propiciación de nuestros pecados,
Corazón de Jesús, saciado de oprobios,
Corazón de Jesús, despedazado por nuestros delitos,
Corazón de Jesús, perforado por una lanza,
Corazón de Jesús, fuente de toda consolación,
Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra,
Corazón de Jesús, víctima de los pecadores,
Corazón de Jesús, salvación de los que en Ti esperan,
Corazón de Jesús, esperanza de los que en Ti mueren,
Corazón de Jesús, delicia de todos los santos,
Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo, escúchanos; Señor.
Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros.
Jesús, manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo.

Omnipotente y sempiterno Dios, mirad al Corazón de vuestro amadísimo Hijo y a las alabanzas y satisfacciones que os dio en nombre de los pecadores, y conceded propicio el perdón a los que imploran vuestra misericordia, en nombre de vuestro mismo Hijo Jesucristo, que con Vos vive y reina en unión con el Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos. Amén.

Invocaciones al Sagrado Corazón

Amor del Corazón de Jesús, abrasad mi corazón.
Hermosura del Corazón de Jesús, cautivad mi corazón.
Bondad del Corazón de Jesús, atraed mi corazón.
Caridad del Corazón de Jesús, derramaos en mi corazón.
Clemencia del Corazón de Jesús, consolad mi corazón.
Dominio del Corazón de Jesús, sujetad mi corazón.
Dulzura del Corazón de Jesús, penetrad mi corazón.
Equidad del Corazón de Jesús, relad mi corazón.
Eternidad del Corazón de Jesús, llenad mi corazón.
Fidelidad del Corazón de Jesús, proteged mi corazón.
Fuerza del Corazón de Jesús, sostened mi corazón.
Gloria del Corazón de Jesús, ocupad mi corazón.
Grandeza del Corazón de Jesús, confundid mi corazón.
Humildad del Corazón de Jesús, anonadad mi corazón.
Inmutabilidad del Corazón de Jesús, fijad mi corazón.
Justicia del Corazón de Jesús, no abandonéis mi corazón.
Liberalidad del Corazón de Jesús, enriqueced mi corazón.
Luz del Corazón de Jesús, iluminad mi corazón.
Misericordia del Corazón de Jesús, perdonad mi corazón.
Obediencia del Corazón de Jesús, someted mi corazón.
Paciencia del Corazón de Jesús, no os canséis de mi corazón.
Presencia del Corazón de Jesús, aficionad mi corazón.
Providencia del Corazón de Jesús, velad sobre mi corazón.
Reino del Corazón de Jesús, estableceos en mi corazón.
Sabiduría del Corazón de Jesús, conducid mi corazón.
Santidad del Corazón de Jesús, purificad mi corazón.
Silencio del Corazón de Jesús, hablad a mi corazón.
Ciencia del Corazón de Jesús, enseñad a mi corazón.
Poder del Corazón de Jesús, asegurad mi corazón.
Voluntad del Corazón de Jesús, disponed de mi corazón.
Celo del Corazón de Jesús, devorad mi corazón.

Salutaciones a Jesucristo (Santa Margarita María de Alacoque)

Salve, Corazón de Jesús, sálvame.
Salve, Corazón de mi Salvador, libértame.
Salve, Corazón de mi Creador, perfeccióname.
Salve, Corazón de mi Maestro, enséñame.
Salve, Corazón de mi Bienhecho, enriquéceme.
Salve, Corazón de Jesús moribundo en la cruz, expía por mí.
Salve, Corazón de Jesús, en todos tus estados, entrégate a mí.
Salve, Corazón de incomparable bondad, perdóname.
Salve, Corazón Caritativo, obra en mí.
Salve, Corazón Misericordioso, responde por mí.
Salve, Corazón humilde, descansa en mí.
Salve, Corazón admirable y digno, bendíceme.
Salve, Corazón pacífico, seréname.
Salve, Corazón deseable y muy hermoso, embelésame.
Salve, Corazón Sagrado, bálsamo precioso, consérvame.
Salve, Corazón bendito, medicina y remedio de nuestros males, cúrame.
Salve, Corazón de Jesús, consuelo de los afligidos, consuélame.
Salve, Corazón de Jesús, modelo de perfección, ilústrame.
Salve, Corazón divino, origen de toda felicidad, fortifícame.

Acto de confianza en el Corazón de Jesús

¡Oh Corazón de Jesús!, Dios y Hombre verdadero, delicia de los Santos, refugio de los pecadores y esperanza de los que en Ti confían; Tú nos dices amablemente: Vengan a mí; y nos repites las palabras que dijiste al paralítico: Confía, hijo mío; tus pecados te son perdonados, y a la mujer enferma: Confía, hija; tu fe te ha salvado; y a los Apóstoles: Confíen, yo soy, no teman.

Animado con estas palabras, acudo a Ti con el corazón lleno de confianza, para decir sinceramente y de lo más íntimo de mi alma: Corazón de Jesús, en Ti confío.

En mis alegrías y tristezas, Corazón de Jesús, en Ti confío.
En mis negocios y empresas,
En mis prosperidades y adversidades,
En las necesidades de mi familia,
En las tentaciones del demonio,
En las instigaciones de mis propias pasiones,
En las persecuciones de mis enemigos,
En las murmuraciones y calumnias,
En mis enfermedades y dolores.
En mis defectos y pecados,
En la santificación y salvación de mi alma,
Siempre y en toda ocasión,
En vida y muerte,
En tiempo y eternidad,

Corazón de mi amable Jesús, confío y confiaré siempre en tu bondad; y por el Corazón de tu Madre, te pido que no desfallezca nunca esta mi confianza en Ti, a pesar de todas las contrariedades y de todas las pruebas que Tu quisieras enviarme, para que, habiendo sido mi consuelo en vida, seas mi refugio en la hora de la muerte y mi gloria por toda la eternidad. Amén.

Letanías de la Divina Misericordia

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Dios, Padre Celestial, ten misericordia de nosotros.
Dios, Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios, Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

Misericordia divina,
Que brota del seno del Padre, en Ti confío.
Supremo atributo de Dios, en Ti confío.
Misterio incomprensible, en Ti confío.
Fuente que brota del misterio de la Santísima Trinidad, en Ti confío.
Insondable para todo entendimiento humano o angélico, en Ti confío.
De donde brotan toda vida y felicidad, en Ti confío.
Más sublime que los cielos, en Ti confío.
Fuente de milagros y maravillas, en Ti confío.
Que abarca todo el universo, en Ti confío.
Que baja al mundo en la Persona del Verbo Encarnado, en Ti confío.
Que manó de la herida abierta del Corazón de Jesús, en Ti confío.
Encerrada en el Corazón de Jesús para nosotros y especialmente para los pecadores, en Ti confío.
Impenetrable en la institución de la Sagrada Hostia, en Ti confío.
En el sacramento del Santo Bautismo, en Ti confío.
En nuestra justificación por Jesucristo, en Ti confío.
Que nos acompaña durante toda la vida, en Ti confío.
Que nos abraza especialmente a la hora de la muerte, en Ti confío.
Que nos otorga la vida inmortal, en Ti confío.
Que nos acompaña en cada momento de nuestra vida, en Ti confío.
Que nos protege del fuego infernal, en Ti confío.
En la conversión de los pecadores empedernidos, en Ti confío.
Asombro para los ángeles, incomprensible para los Santos, en Ti confío.
Insondable en todos los misterios de Dios, en Ti confío.
Que nos rescata de toda miseria, en Ti confío.
Fuente de nuestra felicidad y deleite, en Ti confío.
Que de la nada nos llamó a la existencia, en Ti confío.
Que abarca todas las obras de sus manos, en Ti confío.
Corona de todas las obras de Dios, en Ti confío.
En la que estamos todos sumergidos, en Ti confío.
Dulce consuelo para los corazones angustiados, en Ti confío.
Única esperanza de las almas desesperadas, en Ti confío.
Remanso de corazones, en Ti confío.
Paz ante el temor, en Ti confío.
Gozo y éxtasis de las almas santas, en Ti confío.
Que infunde esperanza, perdida ya toda esperanza, en Ti confío.

Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia mismos. Amén.