El mes de junio muchas personas se consagraron al Sagrado Corazón de Jesús de manera personal. ¿Experimentas el deseo de estar a disposición – en cuerpo y alma – de Cristo para siempre? ¡Únete a esta consagración! Aquí te compartimos todo lo que tienes que saber, las parroquias donde habrán consagraciones y la formula de consagración.


¿Qué significa consagrarme al SCJ?

Cuando hablamos de la consagración al Corazón de Jesús, significa dejar que Él sea el Dueño y Señor de nuestra vida. En este sentido, la consagración se vuelve un acto serio y bien meditado. Al momento de consagrarnos ofrecemos nuestra vida pasada, nuestro presente y nuestro futuro, es dar a Jesús nuestro corazón y dejar que Él ponga el suyo en nuestro pecho. ¡Al dar el “sí” estamos entregando nuestro cuerpo y alma a disposición de Cristo para siempre!


¿Cuáles son los pasos de preparación?

Primero:  Tener el deseo de Consagrase al Sagrado Corazón. Como todo acto de fe, requiere de la propia voluntad para emprender el camino a la Consagración. Es Cristo que nos llama a realizar el acto en plena libertad y conciencia.

Segundo: Profundizar en el conocimiento del Culto al Corazón de Jesús. No basta con la sola intención, sino que esta debe ser el impulso para iniciar una búsqueda profunda de los alcances que tiene este Acto en la vida personal, es necesario empaparse del significado y sentido de la divina consagración.

Para eso ponemos en sus manos 12 videos breves que nos ayudarán a empezar a comprender sobre la Consagración al Corazón de Jesús. HAZ CLIC AQUÍ.

También existe en nuestra web el texto sencillo e iluminador del Padre Florentino Alcañiz S.I. para descargar. ACCEDE AL LIBRO AQUÍ.

Tercero: Confesarse y Comulgar. Se recomienda preparar nuestro corazón para realizar nuestro Acto de Consagración. Para ello, resulta importante reconciliarse con el Señor, estar en Gracia.

Cuarto: Elige un Primer Viernes de Mes para consagrarte en un modo ritual en una Misa (después de la homilía). Jesús prometió a Santa Margarita María de Alacoque que concederá a todos aquellos que comulguen nueve Primeros Viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final: «No morirán en desgracia mía, ni sin recibir sus Sacramentos, y mi Corazón divino será su refugio en aquél último momento». Por eso, consagrarse el Primer Viernes del mes es el inicio del camino a la entrega personal a la Misericordia de Jesús y el Encuentro con su Sagrado Corazón.

*El día de tu consagración lleva una medalla del SCJ. Esta se bendecirá y se te entregará como señal de tu consagración.


¿Qué parroquias hacen consagraciones desde el mes de junio de 2022 en adelante?

  • Parroquia Parroquia san Vicente Ferrer, Ovalle.
  • Iglesia Santo Domingo, La Serena.
  • Parroquia Del Santísimo Sacramento, Pirque.
  • Parroquia Ntra. del Carmen, Curacaví.
  • Nuestra Señora del Transito, Putú.
  • Parroquia San Miguel, Nueva Imperial.
  • Parroquia Inmaculada Concepción, Angol.
  • Parroquia Nuestra Señora de Dolores, Perquenco.
  • Parroquia Santos Angeles Custodios, Los Sauces.
  • Parroquia San Francisco de Asís, Licán Ray.
  • Parroquia Santa Gema Galgani, Ñuñoa, (Santiago).
  • Parroquia Nuestra Señora del Rosario, Las Condes (Santiago)
  • Nuestra Señora de Fatima, Independencia (Santiago)
  • Parroquia Santa Sofía, Pedro Lagos 1414, (Santiago).
  • Parroquia Santa Marta, Ñuñoa, (Santiago).
  • Parroquia Maria Madre de la Iglesia, La Florida, (Santiago).
  • Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús Providencia, (Santiago)
  • Parroquia San Antonio de Padua, San Ramón (Santiago).

*Si no encuentras tu parroquia cercana, acércate a tu párroco para sugerirle que se sumen a estas consagraciones.


CONSAGRACIÓN PERSONAL AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

(Después de la Homilía)

INTERROGACIÓN:

¿Quieres libremente entregar tu alma, tu cuerpo, tu familia, tus bienes materiales y espirituales, en una palabra TODO tu ser al Sagrado Corazón de Jesús?

R: Sí, quiero

¿Prometes trabajar para la extensión del Reinado de su Corazón a través de la oración, sacrificios, trabajos diarios y la propagación de su devoción?

R: Sí, prometo

¿Quieres unirte a Jesús por el vínculo del amor, para así reparar los olvidos, indiferencia y ultrajes que continuamente recibe el Divino Corazón, especialmente en el Sacramento de la Eucaristía?

R: Sí, quiero

 

ACTO DE CONSAGRACIÓN PERSONAL

 

¡Oh Corazón dulcísimo de Jesús, Rey de amor!

Yo ……………………………………………

Por mediación de tu Madre y Madre mía la Santísima Virgen María, acepto muy gustoso el pacto que Tú me propones: de cuidar Tú de mí y de mis cosas y cuidar yo de Ti y de tu gloría.

Todo lo mío lo pongo en tus manos: mi familia, negocios y ocupaciones todas; mi cuerpo con sus sentidos, salud y vida; mi alma con sus potencias, virtudes y méritos; mi propia salvación y santificación. Cuida Tú de mí.

Yo en cambio cuidaré de Ti: de glorificarte cuanto pueda. Te prometo contribuir con comuniones, misas, rosarios, oraciones y jaculatorias; con la paciencia en sufrir las cruces ordinarias de la vida; con el fiel cumplimiento de las obligaciones de mi estado; con obras de misericordia, con limosnas y sacrificios; con la propaganda, con el ejemplo, de palabra y por escrito, a darte toda gloria y reparación que me sea posible. Quiero extender por todo el mundo tu reinado de Amor. Hazme perfectísimo amante y apóstol de tu amantísimo Corazón.

Amén.

(Se bendice y entrega una medalla del Corazón de Jesús)

 

DESCARGA ESTE MATERIAL AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.